Stories

El Valle de Kadisha y el Bosque de los Cedros de Dios

Uno de los Patrimonios Naturales más antiguos del mundo

Hay lugares que parecen imbuidos de una extraña aura mágica y que por ello, o por otras razones, se convierten en lugares sagrados. Uno de estos es el Valle de Kadisha, en el Líbano, que alberga uno de los más antiguos Patrimonios Naturales de la Humanidad: el Bosque de los Cedros de Dios.

Valle de Kadisha 460x345 El Valle de Kadisha y el Bosque de los Cedros de Dios

Kadisha es el nombre del valle y del río que lo atraviesa, un nombre que en arameo significa “sagrado”. No está claro por qué en tiempos antiguos se consideraba sagrado, pero lo que es cierto es que, tras la aparición del cristianismo, en Kadisha se fundaron algunas de las primeras comunidades monásticas. La dificultad de acceder al valle y las numerosas cuevas naturales facilitaban la vida ascética, y más tarde se fundaron monasterios en las escarpadas rocas. En 1991 se hizo en esas cuevas un descubrimiento inquietante: ocho momias del siglo XIII, pertenecientes seguramente a ermitaños.

El mayor tesoro del valle de Kadisha es el Bosque de los Cedros de Dios. El nombre se debe a que su madera fue utilizada en la construcción del Primer y el Segundo Templo de Jerusalén. En aquellos tiempos la madera de cedro del Líbano era la más apreciada del mundo, por lo cual a lo largo de los siglos su población ha sido diezmada: de lo que en su día fue un frondoso bosque de árboles milenarios quedan ahora apenas 400 árboles, de los cuales muy pocos sobrepasan el millar de años. El cedro del Líbano es una de las especies vegetales más longevas del mundo y en este bosque se encuentran dos árboles de más de 3000 años.

El bosque se encuentra actualmente en peligro, según la UNESCO, y la visita sólo está permitida bajo la supervisión de un guía. El Comité de Amigos del Bosque de Cedros inició una repoblación masiva en 1985, pero el fruto de este trabajo sólo podrá apreciarse de aquí a varias décadas, debido al lento crecimiento del árbol. No hay que perder la esperanza de que, algún día, el “valle sagrado” vuelva a estar cubierto por estos magníficos árboles.

Fotografía de Bontenbal en la Wikipedia.

Si quieres puedes seguir a ReservasdeCoches.com Google+ o a Frenchy, uno de los administradores de este blog de viajes y destinos.

Deja tu comentario