Stories

El Parque Nacional de Doñana

Un Edén a orillas del Guadalquivir

El Parque Nacional de Doñana es, para bien o para mal, uno de los más conocidos de España. Para bien porque es uno de los más importantes del país, en lo que se refiere a valor ecológico; y para mal por la catástrofe que sucedió en 1998, cuando una riada de residuos tóxicos procedentes de una mina de metales pesados contaminó el río Guadalquivir, en cuyo estuario se localiza el parque. Casi catorce años después, Doñana ha logrado salir relativamente bien parado de aquel desastre.

Doñana 460x345 El Parque Nacional de Doñana

La importancia de Doñana se debe a su ecosistema tremendamente variado, que lo convierte en un Edén habitado por una numerosa y variada fauna: las marismas son el biótopo más abundante, pero también encontramos lagunas, dunas, monte bajo mediterráneo y matorrales. Esto propicia una variedad ecológica como pocos otros lugares en España. Entre las especies que pueblan el parque se encuentran algunas en peligro de extinción, como el emblemático lince ibérico. Sin embargo, son las aves (especialmente acuáticas) las más numerosas: nada menos que 360 especies habitan Doñana.

El parque es también uno de los más antiguos de España, habiendo sido creado en 1969 y ampliado en varias ocasiones; la UNESCO lo declaró también Patrimonio de la Humanidad. Es uno de los principales atractivos turísticos de Andalucía, pero el delicado equilibrio del entorno requiere de un control riguroso del turismo para evitar perturbar el entorno: se promueve el senderismo en el parque y las rutas ecoturísticas, centradas en la flora y fauna del parque.

Lince El Parque Nacional de DoñanaEste alberga también equipos de científicos que se encargan de vigilar el estado del ecosistema. Debido a las dificultades a las que se enfrentan algunas especies protegidas, el conservacionismo y el estudio de las poblaciones de las especies más amenazadas resulta crucial para poder intervenir a tiempo. Uno de los más importantes es el Centro de Cría de El Acebuche, que se encarga de la cría en cautividad de linces ibéricos, una especie emblemática del parque que se encontraba, según algunos científicos, en serio peligro de desaparecer de él.

A pesar de su gran importancia tanto medioambiental como económica, Doñana se enfrenta a no pocos peligros: vertidos de residuos en el curso de los ríos que van a morir en el parque, la contaminación causada por el cercano puerto de Huelva, transvases excesivos de agua para los cultivos y proyectos de urbanización (que se han logrado bloquear hasta el momento) amenazan el frágil equilibrio de uno de los espacios naturales más importantes de España. Esperemos que, por el bien de todos y con el esfuerzo de todos (especialmente de los más responsables), las aguas de Doñana se recuperen y sigan siendo el Edén que hoy son.

Fotografías de Marc Ryckaert y del Programa de Conservación Ex-situ del Lince Ibérico www.lynxexsitu.es

Si quieres puedes seguir a ReservasdeCoches.com Google+ o a Frenchy, uno de los administradores de este blog de viajes y destinos.

Deja tu comentario