Stories

Kleine Scheidegg, bajo la mirada de Jungfrau

Ya he hablado en otras ocasiones de la multitud de posibilidades que ofrece la región suiza del Berner Oberland. Uno de sus puntos neurálgicos es el pueblo de Grindelwald, a los mismos pies del macizo de Jungfrau con sus impresionantes picos nevados, punto de partida de innumerables excursiones. Se puede llegar fácilmente a Grindelwald desde Interlaken, bien en coche o en tren.

Tal vez la más popular de estas excursiones es la que lleva a la estación de montaña de Kleine Scheidegg, a la que se puede llegar mediante un tren cremallera que se encarama por las colinas hasta llegar a los pies de los majestuosos picos del imponente Eiger (por algo su nombre significa, en alemán suizo, el Ogro) y la bella Jungfrau (la Doncella). Una vez allí, lo primero es sentarse a contemplar el esplendoroso paisaje, aunque puede que venga a molestarte alguna cabra de las que pastan en las colinas, ocasionalmente bajo la mirada despistada de un perro San Bernardo.

Männlichen Kleine Scheidegg 460x306 Kleine Scheidegg, bajo la mirada de Jungfrau

Kleine Scheidegg es, a su vez, punto de partida y de llegada de otras excursiones. La más conocida es el tren de montaña hacia Jungfraujoch, la estación de tren más alta de Europa, a 3.471 metros sobre el nivel del mar. Desde ese punto se pueden tener espectaculares vistas de las montañas circundantes y asomarse al glaciar de Aletsch. También se puede visitar la cueva de estatuas de hielo y dar un paseo en trineo tirado por perros árticos.

Una excursión a pie que resulta realmente impresionante es el llamado Eiger Trail, que discurre a los pies de esta montaña. Sin embargo, hace falta estar acostumbrado a caminar por la montaña y llevar calzado adecuado, pues el camino es empinado y duro, aunque se haga de bajada. La ruta habitual suele ser desde la estación de Eigergletscher hasta la de Alpiglen, aunque también se puede hacer de subida si te gustan los retos y tienes una buena forma física.

Kleine Scheidegg es también el punto de llegada de una de las excursiones más bellas de esta región (y mucho más suave que la anterior): la que parte de la montaña de Männlichen. A esta se puede llegar también desde Grindelwald, con la telecabina más larga de Europa (no es para menos: tarda casi una hora en subir). En este caso la gracia es hacerla de cara a las montañas, es decir, en sentido Männlichen-Kleine Scheidegg. Se puede hacer en una hora y poco, pero a medio camino hay un lugar ideal para hacer el picnic, con bancos y una maravillosa vista al valle de Grindelwald. Además, no se puede describir el placer que siente uno al llegar a Kleine Scheidegg y sentarse en uno de los restaurantes con terraza a tomar algo mientras se contempla el esplendoroso paisaje.

Si quieres puedes seguir a ReservasdeCoches.com Google+ o a Frenchy, uno de los administradores de este blog de viajes y destinos.
Comments To This Entry.
  1. Alba 17 enero 2011 Reply

    Yo también he estado por Kleine Scheidegg, es un lugar increible tanto en verano como en invierno, en verano por sus magnificas caminatas y en invierno sus pistas de esquí, hay una pista en concreto en la cual se sube desde el uniko telesillas que sale desde Kleine Sheidegg, esta pista es impresionante, cuando estas arriba del todo parece que estes en una nuve rodeada de montañas, y cuando llegas a bajo te encuentras con que la pista pasa por enmedio de un pueblecillo colgado de la montaña llamado WengenAlp, y en fin, podria comentar miles de cosas mas sobre estas montañas…
    Animo a todo el que pueda ir alguna vez en la vida. :)

  2. Abel Garcia 17 enero 2011 Reply

    Gracias Alba por tu comentario :)
    Cierto que debe ser fantástico para los amantes del esquí, aunque yo soy un poco torpe en ese sentido y con tanta gente me daría miedo llevarme a alguien por delante o que me atropellaran XD

Deja tu comentario